Un comentario

  1. Y se apodera de nosotros la melancolía. El último. El último suspiro de esta Semana Santa de 2008 que este año, más que nunca, se ha quedado flotando en el aire… el aire del Arenal.

    Un abrazo.

Los comentarios están cerrados.